14 ago. 2012


Carta de amor de Amelia para Francisco:


No hagas preguntas, no mires mis pasos pasados, no digas mi nombre…si no vas a quedártelo.
No intentes comprender esta fiebre que sube por nuestros cuerpos. La fiebre esta desde hace tiempo, bien ciegos hemos estado para no lograr mirarnos.
Sé que no quiero preguntarte ni preguntarme, pero como descifro el enigma que me presento tu piel ayer cuando logré sentirte tan cerca de mí.
No me digas nada se que ha pasado el tiempo, pero siento que llevamos algo dentro, siento que tal vez nunca nos vimos realmente la cara -no encuentro otra explicación para el desencuentro-. Yo siempre buscando al amor (como si pudiera buscarse el amor, como si fuera algo externo a nuestro cuerpo…)…vos siempre mirándome sin ver… porque yo no te la hice fácil, si yo más que nadie soy la artífice de mi ocultamiento. Y hoy…hoy despierto enredada en las sábanas porque anoche soñé con vos y tocabas mi cuerpo… y la pasión era inmensa… y la felicidad indescriptible.
Ayer cuando pude sentirte entendí que tal vez pertenecemos a un mundo en el que las palabras han tocado fondo, en el que el amor se ha vuelto algo confuso…pero las palabras…¡ay de las palabras! Tramposas cárceles que nos encierran en el pensamiento. ¿Y el pensamiento? ¿Magia o trampa? ¿Verdad o juego?... ¡ay de las palabras! Que me han llevado a confundir mi verdadero lenguaje y a desatender a mi alma.
¿Dime si habrá chances hoy de que volvamos a vernos a los ojos y realmente mirarnos?... por qué entiendes que mirarse a los ojos no basta, hay que desnudarse, realmente mirarse. Hoy sobran prisas e imágenes pero faltan tanto los instantes…. ¡AY AY instantes, melodiosa música del tiempo!... pero no de ese tiempo que nos venden… ¡no, no y no! Me resisto… ese tiempo es ficción
¿Sabes qué es lo que han hecho con nuestros sueños? Los encerraron en la cárcel del futuro, pero ¡NO!! ESO SI QUE NO!! No hay futuro para nosotros, y debemos decirle a nuestro mundo que el futuro es la primera mentira a derribar, para realmente encontrarnos con nuestro motor real.
Hablar del alma, de la fe y del amor, parece que hoy es hablar de cuentos de “autoayuda” o de ficción… que equivocados hemos andado….El punto está en el tiempo, en esa enorme ficción que no nos ha dejado ver que en realidad hay que quedarse quietos y en silencio para ver. No me preguntes por favor porque estoy diciendo estás cosas, no me mires mucho menos como si me hubiera vuelto loca. Aunque sería un gran alago para mí que consideraras mis formas como anormales… porque la forma es también la trampa…
Pero no se si llegarás a comprenderme, porque entiendo y entiendes que las palabras nos han quedado flojas para el aluvión de pasión que empieza a crecer en nuestra centro.
Haber estoy diciendo todo esto para que me hables del tiempo, de tu tiempo…. Invítame a tu mundo, pero al verdadero, no a la ficción de hoy.
Ayer estaba desnuda cuando empecé a sentirme, y después ya no quise vestirme… ¿Te has sentido alguna vez así, has querido con ganas no vestirte y mirarte así desnudo?... Yo creo que la desnudez es una verdad tan simple e inalcanzable. Hoy cuesta desnudarse porque han cargado también la desnudez de trampas absurdas, de palabras imundas.
¿Cómo es que hemos podido decirle que no a nuestra piel?... porque la piel también es una verdad. El tema esta en que nos pasamos buscando verdades, buscando siempre todo afuera, todo afuera, rápido y sin esfuerzos. Pero la vida es lucha amigo, la vida es camino interno y magia…. SI magia… se han olvidado también de la magia…
Nos han llenado el cuerpo de palabras vacías… nos han quitado la poesía, quieren que creamos que el amor es eso que venden por ahí….Pero el amor no se vende ni se compra… el amor es el premio de los valientes, es el néctar de la búsqueda, es el calor de la eternidad… es eso tan inexplicable… y es su condición inexplicable lo que lo llena de verdad. ¿Entiendes lo que digo?...El amor no puede explicarse, no podemos darle palabras al amor porque el amor es otro lenguaje y ese es el lenguaje que busco hace años, desde que he entendido que he venido para sentir y volverme música.
Sé que siempre dices que ya no piense en estas cosas que me estoy volviendo loca, pero el amor…el amor no lo resigno, yo voy en busca de ese elixir de eternidad que se nos ha regalado y ocultado a la vez en una cámara oscura.
¿Quién ilumina tus ojos?... eso me pregunto a veces a mí misma, por qué se iluminan mis ojos…
Debe ser que somos guerreros intentando despertar para agarrarnos de algún halo de luz que ande por ahí intentando penetrar nuestras entrañas.
Apenas despegué los ojos y luché contra la sábana que me tenía prisionera, fue cuestión de minutos lo que tardé en darme cuenta que se trataba de vos…nuevamente me venías a buscar en sueños, de un modo indescifrable. Nuevamente la intriga de si tengo que decirte lo que tengo en mente o solo callarlo y hacerlo; dejar que sea el tiempo y el contacto quién te digan lo que me esta pasando.
Todavía no confío del todo en mi intuición porque hace instantes que me he dado cuenta de que la tengo (a pesar de que siempre estuvo) Pero antes, la intuición se teñía de confusiones y ahora que empieza a ser clara debo conocerla para comprenderla.
Salir a caminar siempre me hizo mucho bien, voy a salir a buscar señales por ahí… mi dios está en todas partes dándome pistas, ahora soy un poco más consciente de ello…
Ahora que empiezo a nombrarte, ahora que empiezo a pensarte de un modo que nada tiene que ver con el pensamiento. Ahora que puedo ver con claridad un signo que siempre sospeché pero nunca confirmé. Ahora que me quema la duda hasta en sueños, ahora que todo es tan distinto a ayer, pero es ese ayer un conflicto que se te presentará como barrera como prisión.
Ahora que la noche me encuentra sola decidida a ser simplemente la mujer que quiero ser, ahora que no puedo decir nada que no sea realidad para mi alma. ¿Por qué has venido a buscarme ahora, es este el momento preciso, estarás preparado para mirarme?
 Todo es parte de un sinfín de puntos inexplicables y yo que ya estoy tan cansada de explicar cosas, yo que ya me he desprendido de las palabras porque siempre sobran para decir nada y siempre faltan para explicar las fragancias, el aire, la piel….
Te presentas desafío me vienes a buscar y no estoy decidida de que sea correcto el siguiente paso que intento dar, no estoy segura de eso, pero si estoy segura de la sensación que me despiertan los ojos, esos ojos cuando me miran bien, cuando se dejan acariciar por mi piel.


Con amor Amelia

10 ago. 2012

ALMA

Quiero decirte:
que la luz se impregna en tu mirada,
que el mar lo tienes en el pecho,
que la luna te acuna,
que el cielo te protege.

Quiero que sepas:
que has empezado a sentir,
que vuelves a sentir la vibración y llenarte de vida.

Quiero que NO te olvides:
tu conquista será tu alma,
tu melodía saldrá de ti...
Tus  nostalgias serán poesia,
tus antiguos temores se volverán sonrisas.

Quiero que te digas:
que comienza el cielo en el mismo instante en el que sueltas tu pelo...

quiero que me mires como espejo y me aferres hoy y siempre canción....