11 sept. 2012

Tuerca del Tiempo…



Tuerca del Tiempo…



Me levanté o quizás me encontré en algún punto del tiempo –del mío- pensando en lo irreversible de ese círculo de eventos que acontecen unos sobre otros, uno tras de otro… uno a uno y todos a la vez…con solo un instante de lúcida reflexión. Me encontré y ese fue el punto preciso del estallido: me encontré y vacilé porque vi en frente de mi alguien que parecía ser yo pero, ¿acaso me había vuelto completamente loca? En frente de mi una sombra. ¡Síii! Una sombra que hablaba con mi voz y coqueteaba con mi cuerpo.

Dualidad, pensé. ¡Eso ha de ser! Presos de un sentimiento de incertidumbre andamos naufragando/ Y digo naufragando, porque esto de las torres que se creen cielo es ficción. Lo real, lo único real, es el mar. Mar inalcanzable e imponente que dibuja su esencia y su verdad en la imposibilidad de imponerle un final/ Y hablo de imposiciones, lo real son las decisiones ¡NO! Las imposiciones. Y se me ocurre preguntarme /o… ¿preguntarnos? Porque somos dos, ahora, las que estamos en ese cuarto/ ¿Decido lo suficiente cada día? (Y esta pregunta me la hago /nos la hago/ libre de toda tragedia, simplemente la lanzo con la inocencia y la crueldad que pueden tener las preguntas /armas de doble filo en una estadía con principios y finales/

Los principios y los finales nunca, escuchen bien, nunca han sido algo muy mío /no se ustedes pero yo siento que siempre vuelvo a alguna pista del “comienzo” para ir a alguna parte del “final” y entender al fin, que no era necesaria tanta vuelta si estaba todo en mi ombligo. Al fin la panza…la panza/

YY…¿Cómo es que llegué a este punto?....A les contaba del tiempo y de esa sombra que me aterra porque me persigue/ La peor parte es que seguramente quiere decirme algo. Presiento que es esa parte de mi que anda buscando respuestas en el cielo/ ¿Cómo callarla? En realidad solo voy a escucharla.

Si, si. Se: loca, perdiste la razón, la dualidad la inventaste, el tiempo es este, los 60´ya se fueron, el mundo gira, la tuerca se enreda y las empresas comprar el futuro de casi todo el que se anime a pensar. No importa. Las empresas se van, el futuro no existe, la soledad es una trampa, las preguntas tienen que volver…pero….pero sobre todo….el amor… ¿Comprenden? El amor…¿Cuándo fue la última vez que amaron? Yo que ustedes me apresuro a saber porque es que no sueñan con amor…Si no pudiera soñar con amor moriría…de un suspiro o de pena.

Pero no se olviden, que no soy nadie. Mas que yo y esta sombra que me sigue y me obliga a que hable, a que hable del amor, a que hable de los sueños… Y ….Y a que mis ojos mires lo que quieran ver sin caer en ese futuro Idiota que nos vendieron a cambio de la utopía. Pobrecita la utopía que la encerró en el frasco del deseo de lo vano e incierto.

1 sept. 2012

No me pongas tus ojos/ ilusión del deseo solitario, de la creación del artificio/
mírame desnuda /ojos tibios, labios duros...corazón gorrión/ mírame soltando las amarras del tiempo.
No vengas a ponerme tu sello sobre mi sello /aquí hay mujer, soledades y libertades/ Paz, ave de paso, claridad de eternidad, sobriedad de los versos.../

(No te aferres a mi hoy ni nunca) -ME aferro a mi piel... mi espalda me lleva lejos.

Mira un poco más allá de mi / este cuerpo desnudo es solo la superficie de mi estar, de mi ser/ existencial ser que busca en los signos de mis pasos, que busca en las miradas el amor/

Esta piel esta hecha de fuego /ojos sueltos, pies contentos/
Estas manos reclaman hechos /estos sueños reclaman música del ensueño, música del desierto/

Mírame en este suelo /corrompido suelo. Testigos somos de la nostalgia invisible que no se animan a nombrar. Soledad de mi pecho que reclama el amor, la purificación y la autentica dicha/ Observa que detrás de mi sonrisa hay una lucha contra la tristeza y el vacío de las palabras/

PALABRAS /tanto me han dado, tanto me han quitado. Entiendo que el silencio / quédate mudo, ahí sentado, mira el verde resplandece y no lo ven no lo ven/

No me mires con ilusión, mírame auténtica/ Voy, cambiando....voy, tan solo voy amando.


Yami.